Localización de páginas web

Localización de páginas web

Cualquiera que pretenda lograr el éxito a nivel global debe conocer y tener en cuenta las particularidades lingüísticas y culturales de los respectivos países. Para asegurarnos que nuestros textos se entienden a nivel internacional, adaptaremos las metáforas y expresiones a cada país, e igualmente haremos con la simbología cromática, los formatos de fecha y hora, y las medidas u otras cifras.

En Internet en concreto, las primeras buenas impresiones son muy importantes. Por ello, cuando localizamos páginas web (en HTML, XML, TYPO3, etc.), no sólo nos centramos en la traducción, sino también en adaptar los HTML, Flash, archivos gráficos y códigos para ofrecer una conjunción óptima en los mercados de destino.

Analizamos los contenidos y comprobamos si la información y/o los códigos responden a las expectativas del grupo de destino. Esto incluye, entre otras, la selección de colores, tipografías, formatos de numeración y moneda, información de contacto, alineación de texto, fondo, símbolos, gráficos, formato de direcciones y fechas, así como archivos de audio y vídeo en la medida de lo posible.

TYPO3 es uno de los sistemas de gestión de contenidos de mayor reconocimiento (CMS). Es perfecto para la gestión de contenidos multilingües, aunque puede presentar dificultades a la hora de localizar contenidos. Es por eso que utilizamos un flujo de trabajo concreto para localizar las páginas web TYPO3:

  • Durante el proceso de exportación, los contenidos de la web a traducir se exportan en formato de archivo XML, lo que significa que separamos la estructura de los contenidos. Los contenidos ocultos se ignoran y quedan protegidos. No pueden sufrir cambios durante el proceso de localización.
  • Utilizamos modernos sistemas de memoria de traducción asociados a bases terminológicas específicas de su empresa, para localizar los elementos de contenido.
  • Cuando se re-importa el archivo XML localizado, las páginas del idioma de destino se cargan automáticamente con la misma estructura.


Este procedimiento, para exportaciones de XML, se recomienda en el caso de webs muy grandes o webs que deberán traducirse a otros idiomas posteriormente.

Sus ventajas:

  • No es necesario el engorroso proceso de importación y formateado de contenidos en el sistema
  • En la mayoría de casos, no es necesario formatear de nuevo el documento
  • La traducción y la terminología son coherentes
  • Se incrementa la calidad de su presencia en la Red
  • El tiempo de elaboración se reduce significativamente
  • La posibilidad de reutilizar contenidos ya traducidos reduce los costes de futuros proyectos